Un consejo si sufre reflujo

Sobre todo las colas y el té e infusiones que contienen menta, relajan el esfínter esofágico inferior

Consejos

Más consejos

  • No utilice almohadas para elevar el cabecero, ya que puede aumentar la presión sobre el abdomen.

  • Levante la cabecera de su cama unos 15-20 centímetros mediante la colocación de tacos de madera debajo de las patas de la cabecera, para permitir que la gravedad mantenga el contenido del estómago en su interior.

  • Cene dos o tres horas antes de acostarse y evite tumbarse después de las comidas.

  • Comer despacio y masticar adecuadamente los alimentos debido a que comer despacio permite llegar a la sensación de saciedad antes, y por lo tanto comer menos calorías en las comidas.

  • Evitar los alimentos a temperaturas extremas, preferiblemente a temperatura tibia o ambiente.

  • Evitar, en la medida de lo posible, el uso de antiinflamatorios no esteroideos.

  • Comer alimentos ricos en fibra, especialmente si tiene tendencia al estreñimiento.

  • Incrementan la cantidad de aire tragada, y puede condicionar reflujo.

  • Los tomates o cítricos (zumos y frutas) aportan ácidos que pueden irritar el esófago.

  • Eliminar irritantes de la mucosa esofágica o gástrica, picantes o muy condimentados con cebolla, ajo y pimienta.

  • Sobre todo las colas y el té e infusiones que contienen menta, relajan el esfínter esofágico inferior

  • Alimentos como natillas, paté, mantequilla, tocino, quesos amarillos o maduros, repostería, postres, comidas rápidas, etc. La grasa hace que la digestión sea más lenta, estimulando la secreción de ácidos gástricos y provocando dolor.

  • Los alimentos que aumentan la secreción ácida incluyen el café, chocolate y las bebidas alcohólicas, incluidas las de baja graduación como el vino, la cerveza y la sidra.

  • Evitar las comidas copiosas o abundantes. Realizar 5 ó 6 comidas pequeñas durante el día, en lugar de tres comidas grandes al día.

  • Aumenta la presión intrabadominal. Al ser posible no levantar objetos pesados y evitar la flexión prolongada del tronco.

  • Evitar el cinturón apretado(aumenta la presión intrabadominal).

  • El tabaco relaja el esfínter esofágico inferior, y además es un irritante.

  • El sobrepeso aumento la presión intrabadominal y perjudica el reflujo gastroesofágico. Un peso estimado saludable se puede calcular con el Indice de Masa Corporal (IMC) y se calcula dividiendo el peso (kg)/talla (m2), lo ideal sería mantenerse entre 18.5 y 24.5.