Los tomates o cítricos (zumos y frutas) aportan ácidos que pueden irritar el esófago.

Mas consejos

  • Levante la cabecera de su cama unos 15-20 centímetros mediante la colocación de tacos de madera debajo de las patas de la cabecera, para permitir que la gravedad mantenga el contenido del estómago en su interior.

  • Los alimentos que aumentan la secreción ácida incluyen el café, chocolate y las bebidas alcohólicas, incluidas las de baja graduación como el vino, la cerveza y la sidra.