Limitar el consumo de alimentos ácidos

Los tomates o cítricos (zumos y frutas) aportan ácidos que pueden irritar el esófago.

Mas consejos

  • Alimentos como natillas, paté, mantequilla, tocino, quesos amarillos o maduros, repostería, postres, comidas rápidas, etc. La grasa hace que la digestión sea más lenta, estimulando la secreción de ácidos gástricos y provocando dolor.

  • Aumenta la presión intrabadominal. Al ser posible no levantar objetos pesados y evitar la flexión prolongada del tronco.